Zona Concesionarios

×

Enviar a un amigo

×

LA LLUVIA COMPLICÓ EL TRABAJO DEL EQUIPO MOVISTAR YAMAHA MOTOGP EN ASSEN

| Yamaha Racing/Competición | Sin Comentarios

La intensa lluvia que cayó durante la jornada de ayer en el circuito TT de Assen fue más que determinante en el resultado definitivo de los dos pilotos del equipo  Movistar Yamaha MotoGP.   Debido a la enorme cantidad de agua y a la bandera roja que dejó en suspenso el gran premio,  Jorge Lorenzo   y  Valentino Rossi  tuvieron que afrontar una segunda carrera de 12 vueltas una vez que la climatología se suavizó. Jorge completó un fin de semana complicado con una décima plaza que le permitió sumar seis puntos muy importantes, mientras que Valentino se fue al suelo durante la segunda manga cuando lideraba la prueba.
 
La incertidumbre sembró de temor a todos los pilotos en los instantes previos al gran premio en La Catedral. Las nubes negras comenzaron a descargar con fuerza minutos antes de la carrera por lo que el agua jugó un papel crucial en el desarrollo de la prueba.
 
Jorge Lorenzo, que partía desde la 11ª posición, realizó una arrancada magnífica que le permitió ya en la segunda curva subir a la quinta posición. Sin embargo, no fue capaz de mantener su ritmo ni pilotar su M1 en medio de unas condiciones muy delicadas. El de Yamaha fue cediendo terreno y perdiendo posiciones paulatinamente hasta ocupar los últimos lugares de la clasificación antes de que Dirección de Carrera decidiera suspenderla por la ingente cantidad de agua que bañaba el firme. En ese instante, el mallorquín ocupaba la 19ª posición.
 
La carrera se reanudó con una segunda manga de 12 vueltas justo una hora más tarde . La configuración de la parrilla se basó en la clasificación de la vuelta 14. Jorge, con algo más de confiar en el neumático blando, salió con igual empuje y al final de la primera vuelta ya estaba situado en la 13ª posición. Empujó todo lo que pudo a pesar de las circunstancias pero no logró  conservar su  plaza y también fue cediendo ante el ataque de sus adversarios. Finalmente y ante un escenario cuajado de caídas, Lorenzo pudo salvar una más que positiva 10ª posición considerando las adversidades.
 
Su compañero de garaje, Valentino Rossi, brilló en ambas carreras. En la primera salida, su determinación le puso en franquea ya desde las primeras curvas. Sin embargo y pese a tener un buen ritmo, decidió tomárselo con precaución. Tuvo que resignarse ante los adelantamientos de Yonny Hernández y Andrea Dovizioso y quedó agazapado a que las condiciones del asfalto mejoraran.
 
Poco más tarde, cuando Hernández se fue al suelo, ya en segunda posición, decidió pasar al ataque y se acercó nuevamente a Dovizioso, perseguido por Danilo Petrucci y Scott Redding. A continuación se desató una intensa batalla entre los cuatro pilotos. Hasta que la bandera roja puso fin de forma anticipada una bonita lucha.
 
En la segunda parte del gran premio, Rossi salió aún con más agresividad y en sólo una vuelta metió un par de segundos de ventaja entre él y Márquez pero su ímpetu se vio frenado en la tercera vuelta, cuando en la curva 10 perdió el control de la moto y su carrera se vio arruinada. Vale, incapaz de reanudar la marcha con la M1, tuvo que abandonar definitivamente.
La intensa lluvia que cayó durante la jornada de ayer en el circuito TT de Assen fue más que determinante en el resultado definitivo de los dos pilotos del equipo  Movistar Yamaha MotoGP.   Debido a la enorme cantidad de agua y a la bandera roja que dejó en suspenso el gran premio,  Jorge Lorenzo   y  Valentino Rossi  tuvieron que afrontar una segunda carrera de 12 vueltas una vez que la climatología se suavizó. Jorge completó un fin de semana complicado con una décima plaza que le permitió sumar seis puntos muy importantes, mientras que Valentino se fue al suelo durante la segunda manga cuando lideraba la prueba.
 
La incertidumbre sembró de temor a todos los pilotos en los instantes previos al gran premio en La Catedral. Las nubes negras comenzaron a descargar con fuerza minutos antes de la carrera por lo que el agua jugó un papel crucial en el desarrollo de la prueba.
 
Jorge Lorenzo, que partía desde la 11ª posición, realizó una arrancada magnífica que le permitió ya en la segunda curva subir a la quinta posición. Sin embargo, no fue capaz de mantener su ritmo ni pilotar su M1 en medio de unas condiciones muy delicadas. El de Yamaha fue cediendo terreno y perdiendo posiciones paulatinamente hasta ocupar los últimos lugares de la clasificación antes de que Dirección de Carrera decidiera suspenderla por la ingente cantidad de agua que bañaba el firme. En ese instante, el mallorquín ocupaba la 19ª posición. 
 
La carrera se reanudó con una segunda manga de 12 vueltas justo una hora más tarde . La configuración de la parrilla se basó en la clasificación de la vuelta 14. Jorge, con algo más de confiar en el neumático blando, salió con igual empuje y al final de la primera vuelta ya estaba situado en la 13ª posición. Empujó todo lo que pudo a pesar de las circunstancias pero no logró  conservar su  plaza y también fue cediendo ante el ataque de sus adversarios. Finalmente y ante un escenario cuajado de caídas, Lorenzo pudo salvar una más que positiva 10ª posición considerando las adversidades. 
 
Su compañero de garaje, Valentino Rossi, brilló en ambas carreras. En la primera salida, su determinación le puso en franquea ya desde las primeras curvas. Sin embargo y pese a tener un buen ritmo, decidió tomárselo con precaución. Tuvo que resignarse ante los adelantamientos de Yonny Hernández y Andrea Dovizioso y quedó agazapado a que las condiciones del asfalto mejoraran. 
 
Poco más tarde, cuando Hernández se fue al suelo, ya en segunda posición, decidió pasar al ataque y se acercó nuevamente a Dovizioso, perseguido por Danilo Petrucci y Scott Redding. A continuación se desató una intensa batalla entre los cuatro pilotos. Hasta que la bandera roja puso fin de forma anticipada una bonita lucha.
 
En la segunda parte del gran premio, Rossi salió aún con más agresividad y en sólo una vuelta metió un par de segundos de ventaja entre él y Márquez pero su ímpetu se vio frenado en la tercera vuelta, cuando en la curva 10 perdió el control de la moto y su carrera se vio arruinada. Vale, incapaz de reanudar la marcha con la M1, tuvo que abandonar definitivamente. 
TagsTags: , , , ,

Escriba un comentarios

Notas Relacionadas